Menú principal

Metodología de Estudio

Técnicas básicas de lectura

Fragmento del texto: Casillas Castañeda, Armando (2005) Técnicas de lectura y redacción de textos.
Extraído el 31 de Marzo de 2008 de: http://www.scribd.com/doc/45555/TECNICAS-DE-LECTURA-Y-REDACCION-DE-TEXTOS
 

Técnicas Básicas De Lectura: La Técnica de Los Seis Pasos

Esta técnica tiene la finalidad de ofrecerle los conocimientos básicos para realizar lecturas y obtener el mayor provecho y mejores resultados.

Si no posee el hábito y la habilidad de leer, puede utilizar esta técnica universal o genérica, aplicado antes, durante y después de su lectura los siguientes pasos:



  1. Establezca el propósito de la lectura.
  2. Examine e inspeccione el contenido de todo el libro (los textos que integran el libro)
  3. Cuestiónese y formúlese preguntas.
  4. Busque el significado de lo que esta leyendo.
  5. Exprese lo que va leyendo.
  6. Repase lo estudiado.

 


Paso 1:     Establecer el propósito de la lectura.
Es muy importante que antes de iniciar su lectura, defina y deje claro por qué o para qué le va ha servir el leer dicho texto o libro.
Debe establecer el propósito de la lectura que va efectuar. Usted puede leer para:

  1. Obtener las ideas generales de un texto o libro.
  2. Distinguir las ideas principales de un texto o libro.
  3. Evaluar críticamente un texto o libro.
  4. Comprender el contenido de un texto o libro.
  5. Localizar información especifica de un texto o libro.
  6. La aplicación práctica.
  7. Distraerse.
  8. Dar una revisión rápida a un texto o libro.
  9. Hojear un texto o libro.
  10. Hacer una lectura de estudio de un texto o libro.
  11. Hacer una lectura ligera de un texto o libro.
  12. Leer palabra por palabra de un texto o libro.


A continuación se definen los diferentes propósitos de lectura:

  1. 1 Leer para obtener las ideas generales de un texto o libro.

Si el objeto de la lectura es obtener una idea o las ideas generales de un texto o libro, no es necesario leer minuciosamente, se puede hacer a mayor velocidad fijando la atención sólo en los encabezados y subtítulos, ideas generales, prólogo, introducción o los resúmenes que aparecen al final de cada tema o unidad.

  1.  2. Leer para distinguir las ideas principales de un texto o libro.

Si el objeto de leer es seleccionar y estudiar las ideas principales de un texto o libro, debe realizar una lectura minuciosa guiándose por las notas al margen, los enunciados y recuadros que estén resaltados con negritas que resaltan la información más significativa de un texto.

  1. 3. Leer para evaluar críticamente un texto o libro.

Las experiencias educativas anteriores (su preparación académica previa) deben ayudarle a elaborar opiniones sobre los hechos. Cuando lea puntos de vista distintos, sea imparcial y una vez que conozca la consistencia de las ideas del autor, júzguelas o valórelas objetivamente. Debe descubrir las influencias o implicaciones ideológicas que presenta, para ponderar la validez y fundamentos de las tesis parciales. Lo importante es leer con una actitud abierta. Cuando sea posible consulte al menos dos puntos de vista antes de formarse una opinión definitiva sobre el tema.

  1. 4. Leer para comprender los contenidos de los temas que integran un texto o libro.

Es el tipo de lectura que se hace con la finalidad de adquirir nuevos conocimientos, lo cual implica la realización de una serie de actividades, tales como elaborar notas, consultar el diccionario, repasar, etc. Estas actividades que proporcionan la comprensión de los contenidos serán tratadas ampliamente más adelante.

  1. 5. Leer para localizar información específica de un texto o libro.

Cuando sabe que es lo que busca, puede guiarse por el índice temático y ver únicamente lo que le interesa, evitando leer párrafos innecesarios, lo cual le facilita la localización de la información que requiere.

  1. 6. Leer para la aplicación práctica.

En este caso la lectura se realiza con el propósito de obtener conocimientos que facilitaran el hacer o emplear algo que el estudiante realizará posteriormente.

  1. 7. Leer para distraerse.

Es el tipo de lectura de esparcimiento, se lee únicamente por diversión. Las lecturas que realice dependen siempre de sus preferencias, gustos y aficiones.

  1. 8. Leer para hacer una revisión rápida de un texto o libro.

Como su nombre lo indica es una búsqueda muy rápida de algún punto importante. Puede ser el título o subtítulo de un tema en un texto. El punto esencial aquí es que usted no se distraiga leyendo otras partes del texto, sino que se concentre en localizar lo que esta buscando.

  1. 9. Leer para hojear un texto o libro.

Este tipo de lectura se parece mucho a la revisión rápida, la diferencia es que no se busca nada en particular, simplemente esta viendo el contenido sin tener un objetivo o interés.

  1. 10. Leer para hacer una lectura de estudio de un texto o libro.

Este tipo de lectura es la que el estudiante aplica con mayor frecuencia para aprender. Es una lectura lenta y repetitiva, su objetivo es la de dominar lo que se esta leyendo.

  1. 11. Leer para hacer una lectura ligera de un texto o libro.

Este tipo de lectura es la que generalmente las personas realizan para distraerse o evadir situaciones, es muy parecida a la lectura para distraerse.

  1. 12. Leer palabra por palabra de un texto o libro.

Hay lecturas que requieren de esta técnica, ejemplos claros son la lectura de lenguas extranjeras o de fórmulas matemáticas. En si son lecturas muy técnicas.

 
Sin importar cual sea el motivo o razón de iniciar una lectura, ponga atención y concéntrese, lea con detenimiento para que pueda ir comprendiendo y entendiendo, es recomendable que vaya subrayando las ideas importantes e ir tomando notas para posteriormente desarrollar sus escritos con mayor facilidad.

 

Para estudiar eficientemente debe aprender a variar la velocidad de sus lecturas, adecuándola tanto al material que esta leyendo como a los objetivos que persigue. Propóngase aplicar todos los tipos de lectura que mencionamos anteriormente, ya que serán herramientas que le permitirán buscar puntos específicos mediante revisiones rápidas, podrá valorar, analizar y valorar con rapidez todo lo que lea.


 
Paso 2:   Examinar e inspeccionar el contenido del libro.

Significa dar un vistazo rápido a los textos o escritos cortos que contiene el libro (capítulo o capítulos) que está leyendo, no emplee mucho tiempo en hacerlo.

Revise los títulos y subtítulos ya que estos representan el esqueleto del contenido de la obra del autor, así se le facilitara encontrar las ideas principales. Lea las introducciones y resúmenes de cada capítulo ya que en estas partes se explica por qué se escribió el libro y qué es lo que se pretende con el escrito. Cuando se presenten gráficas o cuadros, déles un vistazo, ya que estos resúmenes gráficos le muestran de forma visible el contenido de muchos hechos y relaciones. Todo lo anterior le ayudará a conocer de lo que habla el capítulo que esta estudiando, antes de hacerlo con más detalle.

Las ventajas de esta actividad son:

  • Se logra una visión global del libro.
  • Se tiene una idea de la extensión del libro que leerá.
  • Se conoce el contenido de los textos que estudiará.
  • Logra centrar su atención sin distraerse.


Paso 3: Cuestiónese y pregúntese.

Siempre que termine de leer párrafos no muy extensos, pregúntese de que habla este, para que se le grabe bien lo que ha leído. Un buen consejo es el de convertir a preguntas los títulos y subtítulos. La mejor manera de sacar provecho a las actividades de estudio, es formularse preguntas acerca de lo que esta leyendo.

Las preguntas le ayudarán a centrar su atención en la lectura y a la vez le dará un sentido personal, ya que usted ira buscando las respuestas a las preguntas que se planteó.

 


Paso 4: Buscar el significado de lo que se esta leyendo.

Lea cuidadosamente y busque las ideas principales, así podrá saber lo que esta leyendo. Las lecturas en la modalidad no escolarizada (abierta, virtual y a distancia), no deben ser pasivas, deben ser activas, subraye las ideas principales, haga anotaciones de lo más importante y haga además un listado con las palabras que no entienda, señale, anote, etc. Lo anterior le servirá para lograr una mejor comprensión en el proceso de las lecturas que efectúe.

 


 Paso 5: Exprese lo que va leyendo.

Trate de hablar consigo mismo acerca de lo que esta leyendo, cuestiónese y profundice. Al hacer esta auto recitación se evaluará a si mismo y se dará cuenta si esta leyendo y comprendiendo o leyendo y desperdiciando su tiempo. Puede apoyarse realizando notas, apuntes o esquemas.

 


Paso 6: Repase lo estudiado.

Finalmente repase haciendo las lecturas de los capítulos a intervalos, para que refresque los conceptos que ya leyó y los comprenda, esto le servirá para afianzarlos.

El uso de esta técnica le servirá para aprender, comprender, a no olvidar, a incrementar sus habilidades de lectura y a mejorar su concentración. En suma le ayudará a sacarle el mayor provecho al tiempo que invierta leyendo.

Si realmente quiere obtener el máximo aprovechamiento en sus lecturas, debe además de todo lo anterior dominar el principio de la lectura a tiempo, es decir, el leer a su debido momento, en el lugar correcto y en el ambiente adecuado.


Recomendaciones al momento de leer:

  • No lea rápido, procure aplicar la velocidad adecuada a sus lecturas.
  • Aplique la técnica adecuada o correcta a la lectura que este efectuando.
  • Evite distraerse al momento de estar realizando sus lecturas.
  • No lea en forma pasiva.
  • No analice en exceso las palabras que no entienda.
  • No repita mentalmente lo que esta leyendo (no vocalice lo que esta leyendo)
  • No mueva sus labios.
  • Evite mover la cabeza, siga la lectura con los ojos.
  • Es recomendable que incremente su vocabulario para lograr una lectura más fluida y comprensible.

LOS MALOS HÁBITOS DE LA LECTURA.

La mayoría de las personas aprenden desde niños a leer en voz alta tanto en la casa como en la escuela y eso crea el hábito que más entorpece la lectura, “la vocalización”, hábito relativamente fácil de eliminar.

Otras malas costumbres que entorpecen la lectura son:

Leer con los labios.
Es cuando se forman palabras moviendo los labios en silencio. Esta lectura silenciosa es exactamente igual de lenta que la hecha en voz alta.

Vocalización de garganta.
Ocurre cuando las cuerdas vocales están parcialmente en movimiento durante la lectura, como haciendo los movimientos necesarios para leer en voz alta, aunque realmente sin producir sonido. Constituye una costumbre más corriente que leer con los labios, aunque pasa desapercibida para muchos. Limita igualmente la velocidad de la lectura. Es lo mismo que leer en voz alta.

Lectura para oírse así mismo.
Es la lectura del que oye las palabras que lee, aunque sin leer en voz alta, como si una voz interior se las leyera en voz alta en su cabeza. El hábito, probablemente, deriva de haber aprendido a leer en voz alta. Al leer no debemos oír nada (salvo los casos de la poesía, en drama o alguna otra pieza literaria en la que los sonidos sean importantes)

Lectura regresiva.
Es el hábito inconsciente de retroceder para volver a leer una palabra o una frase.

Se trata de un hábito inconsciente y que no tiene relación con la mayor o menor dificultad de lo leído. No debe, por tanto, confundirse la lectura regresiva con la decisión que le lector puede tomar de vez en cuando de releer algo difícil de entender o de especial interés.
 

En resumen, los malos hábitos de la lectura son:

  • Leer en voz alta. “Vocalización”
  • Leer con los labios.
  • La vocalización de garganta.
  • La lectura para oírse así mismo.
  • La lectura regresiva.


 
Sobre los malos hábitos de la lectura
En general todos los malos hábitos de lectura pueden y deben ser eliminados.

La lectura en voz alta puede corregirse mediante la práctica de la lectura con la boca cerrada, apretando los labios. Leer sin hacer movimientos con la boca.

La lectura labial puede corregirse mediante la práctica de lectura con los labios conscientemente apretados.

La vocalización puede evitarse leyendo durante cierto tiempo con el índice y pulgar a ambos lados de la garganta, tocándola ligeramente y haciendo un esfuerzo consciente por contener todo movimiento de las cuerdas vocales.

Del mismo modo, puede uno concentrarse en evitar oír esa voz interior en la cabeza y en continuar la lectura sin regresiones.

Un ejercicio recomendable para mejorar la lectura y eliminar los malos hábitos, es leer todos los días durante unos minutos aplicando los consejos para evitar los malos hábitos al momento de leer.


Recomendaciones al momento de leer:

  1. Trate de eliminar los malos hábitos de la lectura.
  2. Aplique la técnica adecuada o correcta a la lectura que este efectuando.
  3. Incremente su vocabulario para lograr una lectura más fluida y comprensible.
  4. Haga menos paradas de la vista en la línea.
  5. Trate de abarcar más palabras en cada lectura.
  6. Concéntrese en las palabras clave.
  7. Concéntrese en los grupos de pensamiento.
  8. No lea rápido, procure aplicar la velocidad adecuada a sus lecturas.
  9. No lea en forma pasiva.
  10. No analice en exceso las palabras que no entienda.
  11. No repita mentalmente lo que esta leyendo (no vocalice lo que esta leyendo)
  12. No mueva sus labios.
  13. No se distraiga al momento de estar realizando sus lecturas.
  14. No mueva la cabeza, siga la lectura con los ojos.